Tipo de Bancarrota
que Deberás Declarar

La bancarrota es un proceso judicial a través de la cual los deudores (individuos o empresas) pueden liberar o reestructurar su deuda. Hay tres tipos principales de bancarrota: el Capítulo 7, el Capítulo 11 y el Capítulo 13. Si bien cada uno tiene sus propias reglas, todos tienen un objetivo en común: proporcionar un alivio de la deudas de forma razonable y manejable.

En el Bufete Legal de Erika Luna, una de las preguntas más comunes que recibimos es, “¿qué tipo de bancarrota debo presentar?” La respuesta a esa pregunta depende de las circunstancias de cada individuo.

Capítulo 7 de la Ley
de Bancarrota

El Capítulo 7 es una opción común para individuos y empresas que desean utilizar sus activos para pagar sus deudas. Este Capítulo no es un plan de pagos. En lugar de eso, liquidas (vendes) tus activos para poder pagar a tus acreedores. Con el Capítulo 7, tus activos se clasificarán como exentos o no exentos. Los activos exentos no pueden venderse para pagar a tus acreedores.

Capítulo 11 de la Ley
de Bancarrota

El Capítulo 11 es comúnmente presentado por empresas. Con el Capítulo 11, las empresas pueden seguir abiertas y en operación. Tendrás la oportunidad de reestructurar tus deudas y activos, y establecer un plan para pagar a tus acreedores dentro de un cierto periodo de tiempo. Este capítulo es más utilizado por empresas o corporaciones que tienen un ingreso saludable y que necesitan ayuda para reestructurar sus finanzas comerciales.

Capítulo 13 de la Ley
de Bancarrota

El Capítulo 13 reorganiza tus deudas y establece un plan de pago. Durante el plan de pago, pagas una parte de tus deudas y se cancela cualquier deuda restante. El Capítulo 13 a menudo es presentado por personas que desean pagar una parte de su deuda pero necesitan un acuerdo de pago flexible. El Capítulo 13 no requiere que vendas ningún activo para poder pagar a tus acreedores.

¿Qué Tipo de Bancarrota
es la Adecuada para Ti?

La mejor forma de determinar qué tipo de bancarrota podría ser la mejor para ti, es ponerte en contacto con un abogado especializado en el tema. En el Bufete Jurídico de Erika Luna, nuestra abogada ha ayudado a clientes a aliviar sus deudas a través del proceso de bancarrota por más de una década. Tiene un enfoque compasivo y de la bancarrota que permite a sus clientes mantenerse enfocados en sus sueños de libertad financiera.